Bullying Stop – Basta Acoso Escolar

Marco normativo y procedimentos preventivos ante situaciones de acoso escolar padecidos por nuestros alumnos

 

En principio es importante considerar que en nuestro ordenamiento jurídico producto de la última reforma constitucional se le ha otorgado jerarquía de ley suprema a los diferentes pactos y tratados internacionales sobre los DDHH.

Desde aquella perspectiva se ha construido un nuevo paradigma legal en el abordaje de los derechos de los niños. Estos dejaron de ser objetos para pasar a ser sujetos de Derechos de acuerdo a la Convención  Internacional de los Derechos del niño. Siguiendo con ese análisis, los Estados parte, la familia y la sociedad en su conjunto, por lo tanto la institución educativa también,  deben  procurar el cumplimiento de  sus derechos y arbitrar los mecanismos para lograr su armonioso y digno   desarrollo integral. De acuerdo a ello, a continuación formulamos algunos interrogantes que pueden ser de utilidad para nuestra labor .

¿Alguno de tus alumnos la está pasando mal?, ¿Tiene algún derecho vulnerado o en riesgo de vulneración?. ¿A donde recurrir?

A partir de la ley de protección integral de los derechos de los niños y adolescentes (ley nacional 26.061, promulgada en Octubre de 2005), tenemos la responsabilidad como adultos de tomar parte y acción frente a un caso de derecho vulnerado, somos los adultos los responsables de habilitar las vías de protección y restitución del derecho a estos niños.

La herramienta, de acción rápida y directa es llamando al 102, número habilitado por la ley local (la 114) para denunciar y activar los dispositivos de restitución de derechos que ofrecen todas las políticas públicas disponibles al momento frente a una violación de derechos de los niños, niñas y adolescentes.  La misma es gratuita y funciona las 24 hrs., los 365 días del año.

La otra herramienta son las Defensorías Zonales (son 15 puntos en los distintos barrios de la Ciudad, y la mayoría se encuentran radicadas en los edificios de las Comunas). Las mismas son espacios  donde te podés acercar a realizar una denuncia o bien para asesorarte, o incluso como institución acercarse a armar algo inter-institucional.

Las defensorías cuentan con equipos inter-disciplinarios de trabajadores sociales, psicólogos y abogados, que acompañarán el caso a fin de dar una respuesta integral a las problemáticas planteadas. A este espacio pueden acceder los mismos niños, niñas y adolescentes,  sus familiares u organizaciones de la comunidad

Es importante saber al respecto que en nuestra actividad como docentes y miembros de establecimientos educativos, ante el conocimiento de la vulneración de derechos de  los niños y adolescentes  se deberá indefectiblemente comunicar tal circunstancia a la autoridad administrativa de control jurisdiccional bajo apercibimiento de incurrir en la responsabilidad de omisión .

Para situaciones de hostigamiento e intimidación (bullying) padecidas por niños/as y adolescentes en la escuela

*La ley 26892/13 de Promoción de la convivencia y abordaje de la conflictividad social en las instituciones educativas (aún pendiente su reglamentación), propone el abordaje de intervenciones pedagógicas a través de la mediación en los conflictos que se produzcan en las mismas.

*Ley 3055/09 (Caba) sobre el sistema integral de mediación escolar que prevé la amplia  participación de los diferentes actores sociales de la comunidad educativa a los efectos de prevenir diferentes hechos conflictivos.

Guía de orientación educativa para el tratamiento del acoso entre pares, del Ministerio de Educación de la Ciudad, que establece como protocolo de intervención:

  • Comunicar al equipo directivo
  • Dejar constancia en el libro de actas de la institución
  • Realizar respetuosas entrevistas con las familias involucradas
  • Dar intervención a los Equipos de Orientación Escolar
  • Ante situaciones de extrema gravedad y urgencia dar de inmediato aviso al SAME y/o al Consejo de Derechos del niño, niña y adolescentes.
  • Elaborar un informe y remitirlo a la supervisión

Fuente: SADOP

AF

Share Button

Educación para jóvenes y adultos: ocho países de América Latina buscan consensuar un curriculum de calidad

Entrevista a Isabel Infante y María Eugenia Letelier, consultoras de la UNESCO encargadas de sistematizar los aportes de los ministerios de Educación de Costa Rica, El Salvador, Guatemala, México, Paraguay, Perú, República Dominicana y Uruguay con el objetivo de identificar criterios consensuados que ayuden a la construcción de un currículum de calidad para la educación de personas jóvenes y adultas.

Esta sistematización se da en seguimiento a la Sexta Conferencia Internacional de Educación de Adultos, realizada en Belém do Pará (Brasil, 2009). Su Marco de Acción fue aprobado como una guía para los países con el fin de “aprovechar el poder y potencial del aprendizaje y la educación de adultos para un futuro viable”. La Oficina Regional  de Educación de la UNESCO para América Latina y el Caribe (OREALC/UNESCO Santiago), y el Instituto de Aprendizaje a lo largo de la Vida (UIL-UNESCO), están impulsando el desarrollo de algunos de los compromisos señalados en dicho Marco de Acción en América Latina y el Caribe. Este trabajo se ha realizado en el marco de ese esfuerzo.
¿Cuál es el valor de identificar los criterios consensuados de los ocho países que participaron para ayudar a la construcción de un currículum de calidad para la Educación de Personas Jóvenes y Adultas (EPJA)?
Contar con criterios consensuados entre personas que trabajan en educación de personas jóvenes y adultas de diferentes países es de gran valor en muchos sentidos. No hay duda de que el proceso se ha enriquecido con la participación y la experiencia de personas de países y contextos diversos. Al ser consensuados, llegamos a criterios más pertinentes para la construcción de un currículum de calidad. Por otra parte, la participación y el interés con que han respondido y aportado los participantes de distintos países puede contribuir a que los criterios influyan realmente en el proceso de elaboración o ajuste del currículum en cada contexto nacional.
¿Por qué se dice que la EPJA trabaja con la crisis del sistema educativo y del sistema escolar? ¿qué desafío en particular representa esto para la definición de un currículum?
La EPJA trabaja para abordar la crisis del sistema educativo, pues recoge a las personas jóvenes y adultas que lo han abandonado por diferentes motivos, tanto por problemas personales económicos y laborales, como por la incapacidad de éste para responder a su cultura y sus necesidades o por la falta de cobertura para las poblaciones más aisladas. Para la definición del currículum, este tema presenta el desafío de la diversidad: la EPJA debe atender a poblaciones jóvenes y adultas, con necesidades e intereses diferentes, con culturas distintas. Por ello, el currículum debe ser capaz de sustentar la generación de programas específicos para los distintos grupos de población. Los criterios de calidad permanecen y orientan también dichos programas.
Siendo América Latina y el Caribe la región más desigual del mundo ¿de qué maneras un currículum puede aportar a la inclusión y la cohesión social?
La inequidad y segregación social en nuestra región constituyen un obstáculo para el pleno desarrollo de las personas y para el pleno ejercicio de los derechos humanos y la ciudadanía. Generar políticas inclusivas es un desafío para todo el sistema escolar y una exigencia fundamental para la EPJA; se puede decir que la inclusión es un fundamento esencial y un criterio orientador para la educación de jóvenes y adultos.
La inclusión está relacionada con el acceso, la participación y logros de todos los participantes en los procesos educativos, con énfasis en aquellos que están en riesgo o han sido excluidos o marginados. Para contribuir a la igualdad de oportunidades, las políticas de inclusión social deben reconocer la diversidad cultural, la diversidad de necesidades y de capacidades de las personas, favoreciendo su pleno acceso a la educación, la conclusión de estudios y los logros de aprendizajes de todos.
En la llamada sociedad del conocimiento se requieren competencias en el ámbito personal, profesional y público ¿cómo se logra ese equilibrio? ¿Qué rol cumple la educación para la ciudadanía?
La educación de personas jóvenes y adultas, en el marco del aprendizaje a lo largo de la vida, debe contribuir al desarrollo de aquellas competencias que demanda la inserción laboral y social, en una sociedad afectada por el rápido avance de la tecnología y de la ciencia. Se han definido como competencias de base las que permiten a las personas participar activamente en su entorno, tanto en el plano social como en el laboral: comprensión de lectura, escritura, cálculo; comunicación en forma oral y escrita, flexibilidad, iniciativa, autonomía, capacidad de trabajar en equipo y competencias tecnológicas. Sin embargo, todas ellas pueden ser desarrolladas en diferentes niveles, en un aprendizaje que se prolonga durante toda la vida.
La formación para la ciudadanía constituye una exigencia fundamental para el currículum: en este sentido se deben abordar los temas y competencias incluidas en los cuatro pilares de la educación, especialmente “aprender a ser y aprender a convivir”, a tener responsabilidad consigo mismo, con los demás y con el medio ambiente, en la búsqueda de una ciudadanía activa y responsable, comprometida con la construcción de una sociedad más justa.
Multiculturalidad y multilingüismo son parte de las características de nuestra región ¿cómo deben ser considerados el contexto cultural y las lenguas indígenas en propuestas curriculares en EPJA?
El currículum debe ser adaptado a las realidades diversas de los países. Por ello, el documento que hemos elaborado señala criterios que deben ser considerados, entre los cuales dos de ellos se refieren a la “centralidad de la persona que aprende” y “el enfoque del contexto”. Siendo así, el currículum, que puede expresarse a través de programas diversos, debe responder a las características de las personas que aprenden. Ello significa incluir lengua vernácula, visión de mundo del grupo, estilo de aprendizaje configurado culturalmente, diversidad de intereses y necesidades.
No hay un único lugar ni tiempo para aprender ¿cuál es la importancia de reconocer los aprendizajes previos?
La convicción de que el aprendizaje se adquiere y desarrolla en diferentes espacios, formal, no formal e informal, plantea el desafío de encontrar nuevas formas de comprobación y certificación, independientemente del modo cómo se han adquirido los aprendizajes. Ello requiere generar mecanismos de reconocimiento y certificación de aprendizajes previos, que faciliten la trayectoria formativa de las personas; este es un desafío que debe incluirse como un elemento clave en la formulación de un currículum de calidad en el contexto del aprendizaje a lo largo de la vida. Sin duda es un tema que despierta gran interés entre los países; un tema de largo plazo que requiere capacidad técnica y de gestión para diseñar e implementar componentes centrales de un sistema de aprendizaje a lo largo de la vida.
¿Qué consecuencia tiene considerar la “Centralidad de la persona que aprende y el  contexto” al elaborar un currículum?
El foco de toda política educativa debe ser el aprendizaje y la formación de los seres humanos que participan de los procesos educativos. Dar centralidad a las personas implica considerar el contexto en que están insertas y reconocer la importancia que tiene para el aprendizaje la cultura e identidad de todos sus participantes. Los diseños curriculares articulan y orientan los procesos y son una guía para la acción. En su implementación se debe considerar el papel protagónico de los docentes y otros que participan en el proceso y respetar las características de las personas y su cultura para potenciar el despliegue de sus capacidades y competencias.
Share Button

a organización de la Democracia en PARTIDOS como problema

 

La organización de la Democracia en PARTIDOS como problema

La cuestión de la ineficiencia de la forma de organizar la represantación de la voluntad del pueblo soberano en Partidos es hoy un problema vital para la msma existencia de la democracia. .Desde la famosa crítica de Robert Michels en 1911 describiendo la organización de los partidos, como jaulas de hierro en que una oligarquia manipula todos los flujos de información necesaria a la toma de decisiones, sin repreentatividad democrática, hasta hoy, la forma concreta de organizarse en partidos politicos no ha mejorado nada. El cada vez mayor absentismo de las clases sociales menos favorecidas (la clase alta, tradicionalmente de derecha sigue votando en una proporción incomparablemente mayor que la de la clase obrera) es un signo bien claro de que algo falla en el actual sistema politico.

La alternancia en el poder de uno u otro partido se ha convertido casi en una mera sustitución de siglas, un formulismo vacio de sentido. La parte de la sociedad que percibe que esos cambios de siglas no van a mejorar su calidad de vida va aumentando –   y habria que estudiar si el aumento de desigualdad social y desaparición progresiva de la clase media no es otro signo de que vivimos una crisis muy profunda del sistema politico.

Junto al índice de abstención, que en las democracias occidentales se acerca al 50%, debemos considerar otro síntoma de la situación realmente patológica en que se encuentra la democracia parlamentaria y de partidos: es la reaparición de formas antidemocráticas de  tipo fascismo que actualmente se autodenominan Populismos.  Como bien diagnosticó Hannah Arendt, más que de izquierda o derecha, la salud del sistema se manifiesta en el aumento o en el control a las tendencias totalitarias. Los extremos se unen. Esto se ha visto claramente en la forma en que el partido comunista francés pidió que no se apoyara a Macron

 

Share Button

La crisis de la democracia de partidos y el desafío de las nuevas élites tecnocrático-capitalistas

La crisis de la democracia de partidos y el desafío de las nuevas élites tecnocrático-capitalistas

No basta analizar las patologías organizativas de los partidos políticos ligadas a la dis-funcionalidad de sus estructuras internas para cumplir la función básica de un partido en la democracia parlamentaria que consiste en canalizar las voluntades individuales a la toma de decisiones en un partido que intente representar a dichas individuos. Además de este factor debe considerarse el contexto actual caracterizado por lo que se ha denominado “globalización”, en primer lugar económica, pero que está generando nuevas estructuras de poder organizado, como por ejemplo se manifiesta en las reuniones de Davos o del G-20.

Es difícil comprender el nuevo escenario mundial en el que desde la caída del muro en Berlin y la autodemolición del bloque soviético se ha ido configurando un nuevo diseño geopolítico que claramente no es el simple dualismo de tiempos de la guerra fría, sobre todo por el papel dominante de la economía china. Por eso, los analistas señalan la dificultad de explicar adecuadamente como se ejecutan los procesos variados y contradictorios de la globalización. Es evidente que la globalización al mundializar las redes de comercio internacional ha contribuido a elevar la producción de riqueza, un pais que quiera tener una economía sana no puede ya vivir en el aislacionismo o proteccionismo tan querido por los populistas (Kirchner o Trump o May son solo unas muestras de la irracionalidad económica del populismo).
Pero este nuevo entorno globalizado contribuye a exacerbar la crisis política en los partidos clásicos que tendían a representar mayorías, pues la concentración de poder económico lleva a que en las decisiones politicas se recurra, como es el caso chino, a gobiernos tecnocráticos, es decir, se configura una estructura elitista (una élite puede serlo de cultura pero también de conocimientos técnico-económicos), Y por el conocido efecto acción-reacción esa concentración de poder, que algunos analistas ven como el nuevo fascismo económico (pues no necesita armas sino simplemente acciones) al mismo tiempo que avanza la concentración de riqueza mundialmente crecen los movimientos de protesta populista. Contra Davos o el G-20.
El problema es que detrás de la fachada de la representación del pueblo gracias al mecanismo electoral que oficialmente configura los dirigentes de los partidos que tomarán las decisiones vinculantes a la sociedad, se oculta otra estructura de poder real no representa a la mayoría en unos tiempos en que poco más de sesenta individuos acumulan tanta riqueza como la mitad de la población mundial, cerca de cuatro mil millones de personas.
La crisis de la representación política (Vester, 2001) ya había comenzado bajo el signo de la modernización en el llamado capitalista avanzado, pero actualmente crece exponencialmente el grado de concentración de capital, en parte debido al enorme cambio estructural tecnológico, como se manifiesta en el indicador de que casi todas las mayores fortunas individuales del mundo se han acumuulado en el sector de las nuevas tecnologías de la información.
En el diagnóstico de esta situación hay que destacar el éxito técnico de la Revolución Conservadora lanzada por Reagan y Thatcher (curiosamente paralelos temporalmente a la reacción antimodernizadora del Papa Juan Pablo II que quiso borrar, con la asistencia teológica de Ratzinger toda huella del intento modernizador, del Aggiornamento iniciado por Juan XXIII y el Concilio Vaticano II). En contraste a la mejora social iniciada por las democracias occidentales después del desastre de la Segunda Guerra Mundial donde se consiguió una leve disminución de la desigualdad social, desde que comenzó esa revolución de la minoría capitalista continúa la erosión de la base social en los estados de bienestar de Europa continental. Al mismo tiempo, a nivel ideológico, gracias a las nuevas tecnologías de difusión cultural y al silencioso proselitismo del espíritu individualista se robustece la infraestructura ideológica de ese individualismo y del denominado “darwinismo social” en que el más fuerte debe sobrevivir devorando al débil.
En este nuevo escenario, que las masas ideologicamente convertidas a ese credo capitalista consumista admiten con fe ciega, las estructuras y las estragias políticas de partidos que crecieron y se configuraron en un escenario muy distinto han perdido el sentido de orientación, y el descenso de participación electoral muestra bien claro que esos partidos ya no son vistos como canales de representación politica, ni siquiera por los mas perjudicados en el proceso de concentración de riqueza.
Se buscan respuestas parciales en las coaliciones o fusiones de los partidos políticos. como sucede en España con Izquierda Unida y Podemos, o en Argentina, con el PRO, Radicales y otros partidos en Cambiemos. Pero ni populismos ni esas coaliciones hasta ahora han conseguido modificar un ápice que el proceso de concentración de capital y toma de decisiones globales por esas élites del dinero se vea frenado. Naturalmente, el plan de Macron apenas esbozado de reformar las mismas estructuras electorales y sanear vetustas y anquilosadas burocracias estatales podría ser indicador de que se comienza al menos a revisar todo el aparato organizativo del sistema Estado en un momento en que algunos de esos sesenta poderosos económicamente tiene más poder qu-ce una docena de estados.
Como intuyó Platón en su dibujo, utópico quizá, del rey sabio, la solución a un ordenamiento más humano, más justo, y al mismo tiempo eficiente, del mundo debe venir del conocimiento, o mejor dicho, de la Sabiduría para la Vida, Sophia griega o Mahat egipcia. Y eso sólo se logrará gracias a la mejora de los sistemas educativos. La persecución real por parte del PP español a todo el ordenamiento educativo con intentos tan claramente nacidos de la ideologia capitalista que intenta mantener al pueblo en la ignorancia, es un síntoma de que las llamadas élites del poder tecnocrático-capitalista ven solo peligros para su hegemonía el potencial de la educación, no las protestas callejeras momentáneas y sin efecto duradero como sucedió con el 15M.
Pero es evidente que ha de tratarse de una educación que junto al dominio, hoy necesario, de las nuevas tecnologías de información y de sus bases científicas y teóricas, es preciso recupar lo que antes se llamó formación humanística. Y no sólo los contenidos, también la misma forma de educar ha de cambiar y superar la ineficiencia de los modelos educativos actuales. Hay un antecedente histórico muy revelador: cuando a comienzos del reino de Prusia, el que todavía sólo era gran duque elector, Federico, firmó una ley que imponía escolarización obligatoria a todos los niños de Prusia. Algunos nobles de la corte le dijeron entonces que si la masa aprendía, también sería crítica y peligraría el poder de la familia Hohenzollern. Y el principe respondió, pero si no los educamos ni siquiera habrá estado prusiano,
La élite de poder tecnocrático-capitalista no puede funcionar sin educar a las grandes masas. Y esa es nuestra oportunidad, despertar el deseo por el saber vivir y convivir.

Share Button

Dos años de ‘leyes mordaza’

Hasta 20 organizaciones y movimientos sociales exigen que se cumplan diez principios básicos para garantizar la protección de los derechos humanos.

30 Junio 2017 
Dos años de ‘leyes mordaza’
‘Sentada silenciosa’ contra la Ley Mordaza en la Puerta del Sol. JUAN ZARZA / Diso Press.

Se cumplen dos años de la entrada en vigor de las conocidas como Leyes Mordaza (Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y reformas del Código Penal). Por ese motivo, un grupo de organizaciones y movimientos sociales han emitido un comunicado en el que denuncian “las graves consecuencias de la aplicación de estas leyes para el libre ejercicio de los derechos humanos”, y exigen que se cumplan diez principios básicos para garantizar la protección de los derechos ciudadanos fundamentales.

“Hemos sido testigos de un incremento de la discrecionalidad policial”, advierte el comunicado, al que se han adherido colectivos como Jueces y Juezas para la Democracia, Asociación Libre de Abogados y Abogadas, Greenpeace, Red Acoge, Sos Racismo y la Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP), entre otros.

Los firmantes advierten que “la ambigüedad de la ley” deja a la ciudadanía en una “situación de indefensión” ante el poder de la policía, que es quien tiene “la potestad de interpretar qué hechos son sancionables o no dentro del libre ejercicio de derechos fundamentales como la libertad de expresión o reunión”.

Por este motivo, el Grupo de Análisis de la Plataforma No Somos Delito, compuesto por más de 15 juristas, con el apoyo de distintas asociaciones de defensa de los Derechos Humanos, ha iniciado la redacción de una propuesta para una ley que garantice la Seguridad Jurídica.

“Consideramos que cualquier ley o disposición legal debe basarse en criterios claros y predeterminados, sin que quepa la libre interpretación del Derecho penal o administrativo”, expone el primer punto de este decálogo que quieren que se debata en el Parlamento. El documento también exige “transparencia y garantías en la aplicación de la ley”, que se elimine el principio de veracidad de los agentes, que se cumpla el principio de igualdad y no discriminación para evitar actuaciones por razones étnicas o discriminatorias, la eliminación del registro de infractores y que se proteja de manera especial a la diversidad y a las personas en situación de vulnerabilidad y exclusión social, entre otros apartados.

Los colectivos que quieran adherirse a esta propuesta pueden hacerlo a través de un formulario que cuenta, de momento, con el apoyo de 20 organizaciones

Share Button

En doce años se duplica la desigualdad en España

Barómetro Social de España advierte que las deudas ahogan a los hogares más pobres, muchos de ellos abocados a la insolvencia económica y al riesgo de exclusión social.

27 Junio 2017

La desigualdad de la riqueza en España se ha doblado en 12 años
Un hombre pide limosna en el centro de Madrid. FERNANDO SÁNCHEZ

La quinta edición de la Encuesta Financiera de las Familias (EFF) del Banco de España confirma un reforzamiento de la desigualdad en el reparto de la riqueza: desde 2011 solo los más ricos han incrementado su patrimonio, siendo el tramo de hogares pobres el que más ha perdido, hasta el punto de que sus deudas superan por primera vez a sus activos. Esta es la conclusión del último Barómetro Social de España, realizado por el Colectivo Ioé, especializado en la investigación social.

 

A través de 185 indicadores sociales, este Barómetro ofrece una visión de conjunto de importantes cuestiones relacionadas con el bienestar. “Llama la atención el silencio mediático respecto a los efectos catastróficos, en términos de desposesión y endeudamiento, que la crisis ha tenido para los hogares más pobres”, lamenta el estudio tras analizar a fondo los datos de la EFF, publicada a principios de 2017 con cifras de 2014.

Una de las conclusiones más relevantes del Barómetro Social de España es que “la riqueza se distribuye con mucha más desigualdad que la renta”. Esto resulta especialmente evidente entre los hogares más ricos y los más pobres. Lo mismo sucede con la renta: el 25% de los hogares más ricos –que concentran el 74% de la riqueza– se apropia del 42% de la renta anual, y el 25% más pobre –cuyo patrimonio medio es negativo– obtiene el 16% de la renta del conjunto de los hogares.

Así, los hogares con rentas altas disfrutan de un nivel de consumo más elevado en todos los órdenes y tienen capacidad de ahorro e inversión, lo que les permite incrementar año a año su patrimonio. En cambio, los que tienen menos ingresos no pueden hacer frente a sus necesidades, sobre todo de bienes duraderos, y necesitan endeudarse para conseguirlos, lo que acrecienta su empobrecimiento.

El Barómetro también destaca que, en 2014, España alcanzó la mayor polarización de la riqueza. Y advierte que “la cuarta parte de la población está abocada a la insolvencia”. Así, entre 2005 y 2011 (primer ciclo de la crisis) todos los hogares redujeron su patrimonio, pero la bajada afectó mucho más a los hogares pobres (-36%) que a los ricos e intermedios (-11%). Por último, entre 2011 y 2014 (segundo ciclo de la crisis) solo el 10% de hogares más ricos incrementó su patrimonio (+5%), mientras el resto experimentó caídas en razón inversamente proporcional a su riqueza. Los hogares más pobres pasaron de un patrimonio neto medio de 12.600 euros en 2011 a 1.300 en 2014, lo que significa que el volumen de sus deudas superó por primera vez al valor de sus activos. Una situación gravísima desde el punto de vista social que condena a la insolvencia económica y al riesgo de exclusión social a la cuarta parte de los hogares.

Desde el año 2002, se observa que la polarización en el reparto de la riqueza se ha extremado entre el 10% de hogares más ricos, que se han vuelto mucho más ricos, y el 25% de hogares más pobres, que ahora son muchísimo más pobres. En términos relativos, esto significa que la distancia patrimonial entre la mitad más rica de España y la más pobre casi se ha doblado entre 2002 y 2014.

Asimismo, prosiguen los autores del Barómetro Social de España, el efecto más terrible de esta evolución es el drama al que se ve abocada la población más empobrecida, cuyo patrimonio neto ha pasado a ser negativo por primera vez desde 2002. En el origen de esta evolución encontramos tres causas inmediatas: el desempleo sin ningún tipo de prestación, ni contributiva ni asistencial, que afecta a unos tres millones de personas; el subempleo eventual y poco remunerado y el creciente endeudamiento de muchas de estas familias.

El estudio alerta de que las deudas de los hogares pobres han crecido diez veces más que las del resto de la población, y pesan como una losa sobre sus ingresos. Más de la mitad de las familias pobres ha llegado a un nivel de endeudamiento imposible de soportar: si en 2002 el 14% de esos hogares tenía una la deuda pendiente que superaba en más de tres veces su nivel de renta anual, en 2008 esa proporción pasó al 32% y en 2014 al 52%.

También la deuda hipotecaria de vivienda de los hogares pobres ha crecido en todas las oleadas de la EFF mientras en el resto de hogares lo hizo a un ritmo mucho menor hasta 2011, e incluso se redujo entre ese año y 2014. Para explicar esta anomalía hay que tener en cuenta que los hogares pobres han comprado su vivienda en fechas más recientes, lo que implica una deuda pendiente mayor; pero también el hecho de que en el caso español el desahucio de la vivienda por impagono anula la deuda hipotecaria sino que la mantiene y, con frecuencia, la incrementa.

El segundo componente de la deuda son los créditos personales para pagar gastos extraordinarios: al no disponer de patrimonio propio, muchos hogares empobrecidos se ven obligados a pedir créditospara acceder a los recursos básicos, con el efecto doblemente perverso de incrementar su nivel de deuda y ampliar el negocio (bancario) de los hogares más ricos.

Exclusión económica y social

“La creciente carga de deuda que soportan las familias empobrecidas conduce inexorablemente a una parte de ellas al impago de la vivienda, comprada o en alquiler, dando lugar a desahucios y lanzamientos, así como a las correspondientes ocupaciones de viviendas vacías ante la falta de una política habitacional que permita resolver tales emergencias”, afirman los autores del Barómetro. Otras veces se deja de pagar la luz, el agua o el gas, con el consiguiente problema del corte del suministro, o se producen situaciones de insolvencia para acceder a necesidades básicas como la alimentación, el vestido, el transporte o los gastos extraordinarios de educación y salud…

“La negación de estos derechos básicos, compensados sólo parcialmente por las políticas sociales, son el corolario de la política económica seguida por España en las dos últimas décadas (antes, en y después de la crisis): mientras el stock de capital empresarial se ha multiplicado por cinco entre 1994 y 2015, los salarios han reducido su poder adquisitivo en un 10%, y la amenaza del paro y las reformas laborales regresivas han frenado la capacidad de reacción de la población asalariada”, prosigue el informe. Y añade: “Lo que es seguro es que continuamos inmersos dentro de la onda larga neoliberal que se inició en los años setenta del siglo pasado”.

Así, las relaciones de poder en el ámbito económico se extienden a las instituciones políticas y “quienes tienen dinero lo utilizan para comprar poder y manipular en su favor las leyes, normativas y políticas, generando una espiral de aumento de la desigualdad económica”. “Los incontables casos de corrupción política son un indicador de esta dinámica. De este modo, las decisiones de política económica –europeas y españolas- reman a favor de las grandes empresas y mercados de deuda transnacionales”, concluye el Barómetro.

Share Button

La Biblia no es “Palabra de Dios”

Reflexiones críticas sobre la idea de los libros sagrados como “revelados”

Haya            La Biblia no es Palabra de Dios; los evangelios no son Palabra de Dios, las Encíclicas de Juan Pablo II o de Francisco no son Palabra de Dios; el Credo no es Palabra de Dios.

Dios no se expresa con palabras humanas, Dios no sopla al oido de un profeta o fundador de religión ninguna doctrina o credo. El estudio de los textos fundacionales de todas las grandes religiones no nos revela ideas divinas, sino ideas de un individuo inmerso en una cultura y un entorno concreto.

Dios se expresa en la naturaleza, en la conciencia humana, en la belleza y en el amor. Dios inspira su espíritu en la conciencia del cristiano, del judío, del musulmán, del budista, del taoísta, del wichi o quechua de las zonas andinas etc. Y también en las reflexiones del honesto ateo; otra cosa es que le escuchemos, o no. Como dijo Pedro:

“Realmente, voy comprendiendo que Dios no discrimina a nadie, sino que acepta al que lo respeta y obra rectamente, sea de la nación que sea” (Hechos 10,34-35).

Los textos sagrados sólo son algo así como las Gramáticas en que los seres humanos intentamos hablar con conceptos condicionados por nuestro entorno sociocultural sobre eso que está más allá de toda experiencia cotidiana. En su obra Variedades de la Experiencia Religiosa, William James lo formulaba con esta parábola. Había un individuo que vivía en un cerrado jardín, y sólo conocía y sólo podía hablar de lo que cada día veía allí. Pero construyó una torre y desde arriba divisó otros paisajes y objetos antes desconocidos, pero al explicar a su familia lo descubierto no pudo utilizar sino las palabras empleadas en su experiencia cotidiana. Y eso es lo que puede suceder cuando desde nuestras experiencias y lenguaje cotidiano intentamos describir lo que se capta en la reflexión sobre ese ámbito de lo transcendente o de lo experimentado místicamente. Lo que dijeron tantos fundadores o profetas de distintas religiones no nos dice realmente cómo es el fundamento último o eso que llamamos absoluto transcendente, sino sólo lo que ellos CONSTRUYEN con conceptos inmanentes sobre la transcendencia.

Por eso los libros canónicos y los no canónicos ofrecen visiones del origen del Cristianismo muy diferentes a la oficial-jerárquica  – la diferencia entre ambos cambio frecuentemente durante los primeros siglos, la Didaché de los apóstoles donde en la ultima cena no hay ninguna alusión a la conversión del pan y vino en carne y sangre de Cristo, fue libro canónico hasta mediados del siglo V. Como decía uno de mis profesores, los llamados libros revelados sólo nos revelan realmente como  pensaron sus autores, cómo interpretaron los nietos de los discipulos de Jesus sus enseñanzas. Lo mismo sucede con los diálogos de Confucio, o con los discursos de Buda.
 

  • Interpretar el mensaje de Dios

             La dificultad está al traducir el mensaje de Dios en conceptos y en comportamientos humanos. Jesús había anunciado que les transmitiría su espíritu a los discípulos; ¿cuándo y cómo lo cumplió? Para expresar la importancia de tal acontecimiento, Lucas, posiblemente educado en ambiente helenista, con indudables influencias de las comunidades epicureas que se organizaban compartiendo pan y vino entre libres y esclavos, mayores y jovenes, ricos y pobres, mujeres casadas y hetairas y buscaban que la comunidad abierta les ayudara a ser felices, añade que la comunidad de Jerusalén dirigida por Jacobo, el mayor de los hermanos de Jesus, tiene una experiencia religiosa que describe con la escenografía de Pentecostés, con estruendo, lenguas de fuego y glosolalia. Juan, un autor que según Boyarin escribió en una sinagoga judeo-cristianII, y lo hizo años después de Lucas, lo expresa en forma menos aparatosa pero más coherente con la mentalidad  íntima, con una aparición y un soplo semejante al bíblica de la sinagoga, en referencia a la creación del primer hombre.

Y la mayor discrepancia  entre los discípulos , manifiesta en su interpretación de las ideas de Jesús sobre superación de la Ley Mosaica. Y en la discusión entre Pablo y Pedro no les quedo otro remedio que recurrir a la autoridad del que en su cultura semítica era heredero de Jesús, el mayor de los hermanos Jacobono entenderían muy bien lo que les enseñaba el espíritu porque tuvieron que discutir mucho para ponerse de acuerdo sobre continuar con la circuncisión o prescindir de ella.

El espíritu de Dios estaba, y está, en todos los humanos desde nuestro nacimiento; lo que nos falta es dejar que esta presencia se vaya manifestando en las personas y en la sociedad.

Traducir con nuestras palabras ese manifestarse de Dios no es como traducir del arameo o del griego al castellano; que ya es difícil: “traduttore traditore”. Sería algo así como traducir la música en el lenguaje jurídico. Rûmî y San Juan de la Cruz tradujeron la inspiración de Dios al lenguaje de la poesía; más decepcionante fue traducir esa inspiración a conceptos, como vemos al comparar la poesía de“El Cántico espiritual” con la explicación del mismo san Juan de la Cruz.

Nuestro cerebro está hecho para explicar el mundo en que vivimos y no podemos renunciar a esta tarea porque necesitamos un “Manual de instrucciones” que nos ayude a entender el mundo y la sociedad para manejarnos en ellos, tanto en la manipulación física, como en las relaciones sociales, o en la contemplación de la belleza.

La consideración de los libros sagrados como palabra de Dios ha sido útil para organizar la convivencia social y política de los pueblos, y para dar consistencia a sus gobiernos pero, en el desarrollo histórico, la mayor parte de esta misión ha ido pasando a la sociedad civil, que se ha fortalecido y ha tomado conciencia de esa misión, en su legislación, protección social, educación, y demás aspectos de nuestra convivencia.

Por otra parte, el auge de la cultura científica, y últimamente de la hermenéutica, nos obliga no sólo a matizar sino a reformular la creencia sobre el origen de esos libros sagrados. Algunos relatos bíblicos se contradicen con actuales descubrimientos arqueológicos y, lo que resulta más grave, se contradicen entre sí o se contradicen con la más elemental ética actual.

En una conferencia comencé leyendo este texto del Primer Libro de Samuel

Así dice el Señor de los ejércitos: Yo castigaré lo que hizo Amalec a Israel al oponérsele en el camino cuando subía de Egipto. Ve, pues, hiere a Amalec, y destruye todo lo que tiene, y no te apiades de él; mata a hombres, mujeres, niños, y aun los de pecho, vacas, ovejas, camellos y asnos (1Sam 15,3).

¿Alguien se atreve a decir que esto es palabra de Dios? La orden de matar a los niños de pecho no es palabra de Dios; atribuirla hoy a Dios sería una blasfemia. Aniquilar a los enemigos actuales y futuros fue una táctica de un exaltado nacionalismo en una época muy atrasada en la evolución de la conciencia.

En el mismo sentido es conocida la carta que un oyente envió a la locutora Laura Schlessinger, que había reprobado la homosexualidad basándose en un texto del Levítico 18,22. En esta carta el oyente le pide la interpretación de diez textos del Antiguo Testamento, desde uno que le permite vender a su hija como esclava (Éxodo 21,7) hasta otro que le impide acercarse al altar si tiene un defecto en la vista (Levítico 21,18-20).

 

  • Importancia de los libros sagrados

              El teólogo dominico Edward Schillebeeckx decía que “la Biblia es palabra humana sobre Dios”. La liturgia termina la lectura del evangelio reconociéndolo como “Palabra de Dios”; creo que debería cambiar esta expresión, porque esta afirmación, repetida y una otra vez en un ambiente sagrado, tiene una enorme eficacia de convicción subliminal. Y esta convicción mantiene a los participantes alejados, o enfrentados, a una cultura y a una fe adulta.

La Biblia no es palabra de Dios. La Biblia, como otros libros -sagrados, filosóficos, poéticos, o legislativos- nos transmite palabras humanas surgidas de la experiencia de personas con un avanzado nivel de conciencia que, en un determinado momento, han orientado a sus pueblos hacia mejores relaciones morales, sociales y espirituales. La Biblia, y todos los libros sagrados, son valiosas antologías de destacadas experiencias religiosas y éticas.

Dios, la Realidad inmanente y trascendente, no se manifiesta directamente en los libros sagrados; se ha manifestado en la conciencia humana, y esta experiencia ha sido traducida a los libros sagrados, inevitablemente mediante los conceptos culturales de su época, y con más o menos acierto. Igualmente la teoría de la relatividad o la teoría cuántica han llegado a los libros por medio de los descubrimientos realizados por los científicos.

¿Que hacemos, pues, con la Biblia? Por lo pronto sacarla del rincón de la biblioteca -o de la vitrina en la que se mantiene respetuosamente encerrada- y leerla paulatinamente, porque los cristianos tenemos en ella las raíces de nuestra espiritualidad, con momentos éticos y místicos extraordinarios. Necesitaremos sin embargo alguna Introducción o Comentario, que nos ayude a situar su contexto histórico y su progresiva evolución ética y cultural.

El Nuevo Testamento es más breve y algo más comprensible para nuestra cultura. En él encontraremos las diversas tendencias que surgieron sobre la interpretación del mensaje de Jesús; tendencias que fueron poco a poco reajustadas – o suprimidas- para que encajaran en una teología común, para iglesias muy dispersas, con culturas y circunstancias sociopolíticas muy distintas. Una lectura atenta y bien documentada de estos escritos del Nuevo Testamento será el mejor camino para la vuelta a un pluralismo religioso, como exige nuestra conciencia actual.

Los evangelios son lectura imprescindible de todo cristiano para volver a Jesús; el riesgo que corremos es que, al leerlos, proyectamos sobre ellos las explicaciones que venimos oyendo desde nuestra primera comunión. Tenemos que leer el evangelio desde los signos de los tiempos y desde nuestra conciencia, pIero leerlos Hoy nos obliga a no pasar por alto todo lo que la investigación ha ido desvelando desde hace ya casi tres siglos. La misma cronología habitual en que se afirman fechas para los distintos escritos, o la clasificación discriminando apócrifos no es antigua, se elaboró casi quinientos años después de la muerte de Jesús. Markion, considerado hereje, pero  al que reconocieron sus adversarios ser un gran conocedor de la tradición escrita conocía en el 140 un solo evangelio.  En la polémica de ireneo de Lyon contra Valentini y otros gnósticos presenta un argumento contundente, hacia fines del siglo II, afirma que ahora tenemos cuatro evangelios, indicando así que las intepretaciones surgidas hace cien años, a fines del siglo I, todavia no disponían de esas fuentes. Y el mayor argumento contra esa cronología basada solamente en tradiciones, que arrancan de la época en que el cristianismo ya era religión del imperio, es el silencio de los primeros escritores cristianos. En la escuela teológica holandesa del siglo XIX ya se discutió el tema del origen de las epístolas de Pablo pues es totalmente impensable que en Jerusalén y Palestina, como se lee en el investigador Josefo, los seguidores de Jesús solo fueran uno de casi cien agrupaciones religiosas, y mucho antes Pablo tuviera que zanjar conflictos en las comunidades cristianas del ámbito griego como si ya fueran grupos numerosos. Y en las deuteropaulinas, posteriores, no hay referencia alguna ni a palabras de Jesús ni a textos sobre su vida. Por eso la investigación sobre el Jesús histórico, contrapuesto al Cristo de la fe, como figura creada por reflexión mas tardía, donde son innegables influjos de las religiones de misterios, algo totalmente extraño a los judeocristianos, hoy va intentando reconstruir, casi en estilo de detective de novela policiaca, la figura de aquel galileo venido de una de las provincias más pobres de Palestina, y que fue ejecutado como rebelde politico por los romanos, pues la crucifixión no era pena que pudieran imponer las autoridades religiosas judías. A Jacobo el mayor de los hermanos de Jesús lo ejecutaron unos veinte años después por lapidación, lo mismo que antes habian hecho con Felipe probablemente los mismos judeocristianos que se negaban a aceptar a los no circuncidados en la comunidad crisitiana.

De

¿Qué nos dicen los evangelios sobre el papel de la mujer en el movimiento de Jesús? ¿Lo alteró Pablo al decir que el resucitado se apareció primero a Pedro? ¿Lo interpreta bien la teología actual al excluir a la mujer del sacerdocio? ¿Qué papel concedió Jesús al sacerdocio oficial y al culto en el templo? ¿Cómo consideraba Jesús la riqueza, el poder, y los signos de prestigio? Las muy variadas tradiciones, con sus condicionamientos culturales, pues en la parte oriental del imperio, desde Alejandro había una diversidad religiosa, filosófica y social sólo comparable a lo que hoy vivimos con la globalización y cruce de culturas,, como se muestra sobre todo en los llamados apócrifos, en que Jesús no solo era un judio que no podía reconocer al emperador como Filius Dei, pues eso iba contra su monoteismo, sino en que criticó todas las barreras entre etnias, culturas, género, clase social etc. como opuestas a su ideal de fraternidad universal. Y la mayoría de los relatos conservados afirman que María Magdalena ocupaba el primer lugar entre las personas cercanas a él. Un rebelde al culto y ritos de un Templo cautivo de una casta sacerdotal corrupta (el episodio de la expulsión de los mercaderes es precisamente lo que dispara su apresamiento), y que en lugar de rituales religiosos establece como fuente de unidad de la comunidad, compartir pan y vino, sin distinción de rico-pobre, esclavo-libre, hombre-mujer etc. fue realmente visto como revolucionario, por eso algunos llegaron a verlo como celote. Aqui criticamente creo debemos considerar que el hecho de que alguno de los discípulos llevara armas no indica en absoluto que se tratara de un grupo armado, simplemente para viajar en aquellos caminos llenos de bandidos era una medida de prudencia que alguno del grupo fuera armado. Pero la discriminación de la mujer, que evidentemente se hizo ya en las primeras comunidades (aunque en alguna catacumba vemos mujeres presidiendo la asamblea de creyentes) era algo totalmente natural en la cultura machista de judios o romanos. Y eso no  basta como argumento contra el sacerdocio de mujeres o de sujetos de cualquier identidad de género, sobre todo al recordar al Jesus de Nazaret que frecuentaba el trato de los más marginados.

Tenemos que escuchar la palabra de Dios (mejor, el mensaje de Dios) en nuestra conciencia. Y para descifrar este mensaje será fundamental el ejemplo y las palabras de Jesús, y su resonancia en nuestra comunidad; también las palabras de otros expertos y sabios, antiguos o actuales, y el sentir del pueblo sencillo, de cualquier cultura o religión. El  evangelio posterior a la fuente común (todavía perdida pues la investigación no encontró manuscrito alguno que la reflejara), el evangelio de Tomás nos ilumiina, a pesar de haber sido redactado en una comunidad marcada por la filosofía de la Gnosis, cuando narra que a la pregunta de los discípulos, Señor y cuando tu te vayas, dónde te encontraremos, Jesús responde: mirad en vuestros corazones y ahi resucitaré para vosotros. El evangelio de Tomás no conoce otro tipo de resurrección, pero ese sigue siendo accesible a toda persona de  buena voluntad.

Cuando al comienzo del racionalismo europeo, Sir Francis Bacon,  experimentado en el complejo y sucio circo de la politica, definía los sesgos que impiden ver claramente la realidad clasificandolos como ídolos de la mente se empezó a tomar conciencia refleja de que es nuestra mirada la que nos permite o impide ver la realidad de forma más o menos deformada. Luego en el siglo XIX se desarrolló la Hermeneútica precisamente para ayudarnos a discernir no ya los movimientos internos de la conciencia, como enseñaron los estoicos a Loyola en sus reglas de discernir espíritus, sino también a ver a través de los condicionamientos sociales e históricos lo que hay de verdad en nuestras concepciones humanas. Pero la iluminación budista, lo que los adeptos al Zen llaman Satorio nos lleva a ver toda la realidad a la luz de lo que nos trasciende. Y yo tambien creo que la mejor hermenéutica ya la nos la enseñó Jesús: ¡Bienaventurados los limpios de corazón porque ellos verán a Dios!

18 comentarios

Share Button

La escuela inclusiva

La misma requiere

Implicación por parte de toda la comunidad educativa: familias, profesorado y alumnado.
Propuestas metodologías que hagan que el alumno/a sea el protagonista en su propio aprendizaje: aprendizaje cooperativo, grupos interactivos, tutoría entre iguales, uso de las nuevas tecnologías etc.
Cambios organizativos, que promuevan una mayor flexibilidad en cuanto a la distribución de agrupamientos, espacios y tiempos, aceptando la diversidad como riqueza.
Currículo flexible dando respuesta a todos los alumnos/as, priorizando el aprendizaje de las competencias básicas.

Para poder llevar a cabo esta propuesta es necesario informar, sensibilizar e implicar a toda la comunidad educativa de un centro escolar. Este trabajo pretende ofrecer materiales que den a conocer la realidad de nuestro alumnado y ayuden a promover valores de respeto, empatía y aceptación de las diferencias.

Cada centro tiene diferentes características y por ello se pretende que este material se pueda adaptar a las mismas y pueda ofrecer la ayuda necesaria para poder avanzar en la construcción de un sistema educativo más inclusivo.

A.F

Share Button

Los hijos de los clérigos son sobrinos

Filii nominantur nepotes

Sentada en mi sofá, sin mirarme a los ojos, me lo espetó: “Monseñor, qué pena que haya regresado sin su sobrinita; aunque se dice que es hija suya”. Aprovechó los pocos minutos de ausencia de mi madre, ocupada en la cocina. Era Pasqualina Fois, sarda, 46 años, “doméstica” de monseñor Umberto Cassani. El mío y el suyo eran apartamentos contiguos, en la primera planta del Palazzo del Sant’Uffizio.

      Desde hacía un año, mi madre estaba conmigo. En mis primeras vacaciones como oficial del Vaticano, ella observó, preocupada, mi aspecto enfermizo. Carencia de cuidados. A sus 65 años se empeñó en ir conmigo a Roma, dejando atrás casa y marido. Decidimos que le acompañara Pilar, 8 años, hija de mi hermano Gervasio. Mamá se sentiría más acompañada en un país desconocido, entre desconocidos, con idioma desconocido. A la niña le encantó la aventura. Durante un año convivimos los tres. A mi función de oficial, añadía las labores de padre. A diario, llevaba a Pilar al cercano Colegio del Gianicolo y la recogía. Aprendió el italiano. Hizo amigos/as. Fue recibida y acariciada por Pablo VI, una vez conmigo y otra también con mis padres. Al regresar de las siguientes vacaciones veraniegas, sólo me acompañó mi madre. Mi hermano y cuñada no soportaron quedarse nuevamente sin su pequeña. Ésta se disgustó ostensiblemente. Durante meses tuvo pesadillas relativas a mí y al mundo romano. (Pili es hoy madre de un adolescente, abogada y profesora. No me importaría haber sido su padre. Un besazo, sobrina).

Me sentí incómodo con las palabras de Pasqualina. Las atribuí a una nueva acometida libidinosa de una mujer hipersensual ante un bombón de 34 años. Ella pertenecía a una singular hermandad italiana de sirvientas del clero: “ausiliari del clero”. En esa asociación ingresaban mujeres libres cuarentonas. Era la edad recomendada por el Concilio Tridentino. Necesitadas de afecto y sexo, con frecuencia lograban ambas metas con sus “amos”. También, un sueldo, un cierto prestigio y algún poder. Se aburría con mons. Cassani, un amable septuagenario que había sido Capo Ufficio, jefe de la sección matrimonial de la Congregación. Pretextando ayudar a mi madre, había ido colándose en mi casa de la que había obtenido una llave. Era una excelente cocinera. A espaldas de su patrón, nos deleitaba haciéndonos probar sus guisos y postres. En confidencias anteriores, había presumido de haber sido la “doméstica” y amante de mons. Jacques Martin, diplomático, entonces arzobispo Prefecto de la Casa Pontificia y más tarde Cardenal. Según ella, mons. Martin la sustituyó por María, otra “ausiliare”, también sarda, a la que conocí y traté. Pasqualina, aunque lo disimulaba, odiaba a su sucesora en el apartamento (y en la cama?) de mons. Martin. Con éste llegué a tener amistad. Me atendió cada vez que le pedí un favor para alguien que visitaba el Vaticano y pretendía acercarse al Papa. En unas tres ocasiones, mi madre, mi sobrina y yo salimos a los “castelli romani” con mons. Martin y mons. Cassani acompañados de sus respectivas “ausiliari”.

Días después de la conversación del sofá, mi sorpresa fue mayor. Mi colega y amigo alemán Herman Schwedt me convenció de que cuanto me había dicho Pasqualina tenia fundamento. Suele acontecer. El interesado es el último en enterarse. El cotilleo sobre mi supuesta paternidad era real. Pero no era una excepción. Mons. Plenteda, notario del Santo Oficio, Mons Lancciotti, Mons. Çertö, los tres con domicilio en el Palazzo, también tenían “sobrinos/as” adolescentes. El citado mons. Cassani tenía un hijo, Paolo, casado y con dos niñas. A Paolo, a su esposa Livia y a las dos niñas de entre 6 y 8 años, los conocí y traté media docena de veces en sus visitas al padre clandestino, “tío” para la sociedad hipócrita y “bien pensante”. Se trataba de un caso real y verificado. Mons. Cassani me lo había contado todo, todo y todo. Conservaba un emotivo recuerdo de su amante, ya difunta. Trataba a Paolo y a sus nietas como un responsable cariñoso padre y abuelo.

En los restantes siete años fui conociendo casos y más casos de curiales con “sobrinos/as” y con “ausiliari”. Supe que dos “sobrinos” del Cardenal Federico Tedeschini ocupaban cargos relevantes en el Vaticano. Tedeschini había sido Nuncio Apostólico en España. Era un impresionante “mister” en físico, en talento, en diplomacia. Dicen que traía de calle a las mujeres. Murió en 1959. Su muerte ocasionó importantes problemas hereditarios al Vaticano y a sus parientes. Nunca me encontré con sus hijos. Me contaban que se parecían tanto a su “tío” Cardenal como lo hacen tres gotas de agua..

 

Curiosamente, sólo dos meses antes de dejar el Vaticano vine a conocer de boca de Franca, la doméstica de mi amigo Schwedt,que ambos mantenían vida afectiva de pareja desde hacía ocho años. Herman era uno de mis mejores amigos. Varias veces había estado a cenar o a charlar en su apartamento, situado fuera del Vaticano, aunque en sus cercanías. Herman, prudente y cauto, daba por supuesto que yo lo había adivinado. Franca, una siciliana de su misma edad, no pertenecía a la hermandad de “ausiliari del clero”. Fue reclutada por Herman en el Colegio Teutónico cuando ambos tenían 33 años. Ella era camarera. Nunca pude comprender mi escasa perspicacia en este caso. Monseñor Herman Schwedt permaneció nueve años en el Santo Oficio. Después de haber defendido una excelente tesis doctoral en la Universidad Gregoriana sobre Rosmini, se casó con Franca. No tienen hijos, sí sobrinos, esta vez sin comillas. Viven en Limburg, con estancias prolongadas en Sicilia y en el Alto Adige. El obispo de Limburg lo nombró archivero de la diócesis, cargo en el que se jubiló recientemente. Sigue investigando y escribiendo en prestigiosas revistas de tema histórico. Con posterioridad a mi descubrimiento, otro de mis colegas, el estadounidense mons. Richard Maloneme aclaró que el affaire Schwedt era conocido incluso por los superiores del Santo Oficio. Y es que nada se prohíbe y se castiga si no hay una denuncia formal o no salta a la opinión pública. Lo importante es ser cauto, no ser casto.

Los casos relatados se contraen a la Curia romana. No pretendo ser exhaustivo. Los cuento tal y como los experimenté. Siempre que me adentré en la intimidad de mis interlocutores descubrí un affaire que tenía que ver con la afectividad y con el sexo. Tuve ocasión de comentar y valorar esta constatación con amigos colegas curiales. Y concluíamos que el carácter de la persona que tenía cubierta su afectividad y sexualidad mejoraba o no se agriaba. Ello era más importante y evidente en el ejercicio de la autoridad.

Era el año 1969. En la Sección Disciplinaria, llamada por nosotros Sección Criminal, un caso tenebroso de un arzobispo del continente americano. No se le investigaba por “sobrinos”. Supuestamente tenía más de uno. Era por corrupción de menores. El Promotor de Justicia instruía la causa. Él me resumió la positio que todavía debía completarse con documentos y testimonios. El Papa no suele enterarse de esos casos hasta que la causa está muy avanzada. Por lo demás, el Papa, cuando anuncia un Consistorio y preconiza a nuevos Cardenales, no consulta previamente al Santo Oficio, como sí lo hace para el nombramiento de obispos. Pues bien, el arzobispo encausado fue preconizado Cardenal. Ese mismo día, su causa fue archivada. Ignoro si fue eliminada del Archivo y quemada. Un velo cubrió para siempre las presuntas vergüenzas – léase delitos– del arzobispo.

Durante tres de mis ocho años en el Vaticano, actué de comisario-juez para las reducciones de sacerdotes al estado laical. Más de mil casos pasaron por mis manos. La mayor parte de ellos no suscitaba especial curiosidad. Clérigos que se habían enamorado. Otros que, además, esperaban un hijo de su novia o ya lo habían tenido. Algunos no comulgaban con la institución eclesiástica y buscaban fuera de ella una aproximación al mensaje de Jesús. Pocos habían perdido toda fe en el Cristianismo. Pero tuve un caso sobre mi mesa que me impactó. Era de Chile. Siete hijos (sobrinos) con diversas mujeres. Había practicado sexo desde los seis años, iniciándose con su prima de doce. Tenía 34 años. Pretendía casarse con la actual novia y madre de su último bebé al que decía adorar. Sin comentarios.

Con intervalos de algunos años, en tres ocasiones, yo había sido alumno del Pontificio Colegio Español. Año tras año, un compañero seguía allí. Superaba los 40 años. Bastante mayor que el resto de alumnos. Decía que preparaba su tesis doctoral. Era muy reservado, pero correcto. Ya en el Palazzo, la bomba explotó. Me llamó la atención su nombre en grandes caracteres sobre una carpeta del Promotor de Justicia. No daba crédito a cuanto estaba leyendo. Solicitación en confesión, absolución de cómplice, abuso de menores, violación, hijos (sobrinos) de varias mujeres. Estuve deprimido un mes. En mis esporádicas visitas al Colegio seguí viéndolo. Celebraba la Misa en una casa de religiosas. Eso decía. No podía regresar a su tierra, en el interior de la península. Había que disimular el destierro. La diócesis lo becaba en Roma por tiempo indefinido.

Filii nominantur nepotes. Los hijos de clérigos serán sobrinos. No es una broma. Tampoco, un dicho popular. Era una norma legal que viene de la Baja Edad Media. Ya Gregorio VII, el monje Hildebrando de Soana, había allanado el camino. La secular corrupción de la Iglesia romana le sirvió de pretexto. Dominante hasta el extremo, con una fuerte personalidad y un insuperable fanatismo monjil. En 1074 impuso el voto de celibato a todo candidato al sacerdocio. A pesar de ello, muchos clérigos desobedecieron durante siglos. Las Decretales de Gregorio IX (1234) y las Extravagantes de Juan XXII (1320) recogen el aforismo en forma poco definida. El origen, el meollo, está en las herencias patrimoniales. Las riquezas acumuladas por obispos, abades y altos clérigos iban a parar a sus hijos, fraccionando haciendas. Era una etapa en que lo patrimonial se confundía con lo institucional. Los reyes legaban a sus hijos un país, un trozo de territorio, una ciudad, un condado. Los eclesiásticos legaban a sus hijos cuanto habían recaudado intuitu muneris. ¿Solución? Nueva monstruosidad. Los hijos de los clérigos se considerarían sobrinos, no hijos. Los sobrinos no heredan. El patrimonio quedaría donde estaba. En la diócesis, en el convento, en la parroquia. De ahí a imponer radicalmente el celibato va poco trecho. Si los clérigos no pueden tener hijos, no pueden casarse. Si, no obstante, los tuvieren, no serán hijos, son sobrinos. Además, cometen sacrilegio. Puede que también barraganía. El Concilio Tridentino lo tuvo fácil. El celibato obligatorio se universalizó.

Claro que el que hace o dicta la Ley está por encima de la Ley. Dentro de la Iglesia lo hemos visto y lo vemos cada día. La Iglesia nunca ha sido un Estado de Derecho, donde todos, incluidos los mandatarios, estarían sujetos al imperio de la Ley. En el período anterior a las leyes comentadas era bastante normal que los Papas y obispos fueran hijos de Papas u obispos. San Inocencio I fue hijo del Papa Anastasio I. El Papa San Silverio era hijo del Papa San Hormisdas. Juan XI era hijo del Papa Sergio III. Otros Papas fueron hijos de obispos o de presbíteros: San Dámaso I, San FélixAnastasio II, San Agapito ITeodoro I, Marino IBonifacio VIJuan XV. Incluso después de la ley del celibato obligatorio, en los siglos XV y XVI, fueron varios los Papas que engendraron hijos, bien siendo Papas, bien en su anterior condición de obispos: Inocencio IIIAlejando VI, Julio II, Paulo III, Pío IV, Gregorio XIII. Sus hijos/as, al menos algunos/as, no se llamaron sobrinos/as ni sufrieron las exclusiones legales.

Las Leyes de Toro son una compilación realizada por voluntad testamentaria de Isabel la Católica. Fueron promulgadas por Juana Iª de Castilla (la Loca) en 1505. Son 85 leyes que recogen y actualizan el corpus legislativo de la Corona de Castilla en los anteriores siglos medievales. Tanto en la nueva regulación del Mayorazgo como en el completo derecho hereditario, se toca a los hijos de clérigos. Se les niega lo que a otros vástagos se les reconoce. Así, la Ley IX excluye a los hijos sacrílegos (hijos de clérigos ordenados in sacris y de frailes o monjas que hayan profesado) de la herencia de sus padres, trátese de testamento o ab intestato. También, por donación o venta. Por supuesto, quedan excluidos del Mayorazgo del que también son excluidos todos los clérigos, frailes y monjas. La exclusión es amplia y taxativa. Los hijos de clérigos y de frailes o monjas tampoco pueden heredar ni percibir bienes de los parientes de su padre y madre. Es verdad que algunos comentaristas suavizan esta exclusión cuando se refiere a la madre y/o a sus familiares, pero se trata de opiniones minoritarias y contaminadas por ideas y sentimientos posteriores. No sólo el hijo sacrílego sufría las consecuencias de su irregular concepción. En circunstancias singulares, la madre que hubiere tenido ayuntamiento con clérigo, judío o moro, era llevada al patíbulo.

Celso Alcaina, Doctor en Teología, Filología y Ciencias Bíblicas. Lic. en Derecho. Ex-profesor Univ. Comillas y Villanova (USA). Durante 8 años, oficial del Vaticano

Share Button

Supervivencia de los Medios del Nacionalcatolicismo franquista

 

De Alerta Digital o los restos del Diario YA a sucedáneos falangistas como Arriba. Son los medios nostálgicos del franquismo en España que encuentran su catarsis informativa con los huesos de Franco y el Valle de los Caídos, con la Memoria Histórica o el sepelio del exministro Utrera Molina. 

Alerta Digital abre el listado de los noticieros ultra. Su estrella es el director del grupo de comunicación, Armando Robles, que «hereda» el tricornio con el que Tejero asaltó el Congreso y está conectado con la extrema derecha. Robles presenta el programa La Ratonera, donde realiza  homenajes a Franco, el 20No la  bandera franquista y especiales con la hija del dictador, Carmen Franco Polo, para conmemorar el golpe de Estado. Se vende además como  el político más parecido a Donald Trump en España a través de su partido Soluciona-Trump.

36  En  Radio YA tiene hueco el relato equidistante, cuando no para hacer apología, sobre el régimen franquista. Quedan ejemplos como los programas que conduce el director de la emisora, Javier García Isac, caso de ’40 años’ o ‘Cita con la Historia’, donde en colaboración con historiadores revisionistas como  Pío Moa trata lugares comunes del franquismo sociológico como lo que denominan  el fraude electoral de las elecciones de febrero de 1936.

En la misma rama empresarial aparece Diario YA, germen del espejo radiofónico, y que se define como «heredero de la cabecera histórica –fundada por el cardenal Herrera Oria en 1935–, con la misma línea editorial tradicional en defensa de España y el humanismo cristiano». Sin embargo, en sus páginas digitales pueden leerse  críticas al hispanista Paul Preston y entrevistas al  historiador que justifica el golpe de Franco  Stanley Payne. Piezas mezcladas con la satisfacción de  que Franco siga en el Valle de los Caídos y  loas al exministro franquista José Utrera Molina.

Como modelo de financiación tienen el Club de Amigos del DiarioYa. Buscan el apoyo del «socio benefactor» y, con este fin, no dudan en publicitar la campaña en redes sociales etiquetando a partidos ultraderechistas como Falange Española y España2000.

Homenaje a la bandera franquista en el programa ‘La Ratonera’ de Alerta Digital.

«Levantar con los cuernos la losa» de Franco 

Un programa alemán celebrando la invasión de Polonia para ensalzar la figura de Adolf Hitler y la memoria de la Alemania nazi. Una imagen difícil que ocurra. Situaciones análogas sitúan a Intereconomía TV en territorio resbaladizo.

En otro nivel a las anteriores teles, radios y periódicos franquistas, ejerce una crítica habitual a la ley de Memoria Histórica y es capaz de emitir una  serie especial «con motivo del 80 aniversario del Alzamiento Nacional del 18 de julio de 1936».  Y hacerlo  junto a la Fundación Nacional Francisco Franco.

Al hilo de la petición en el Congreso de  sacar los restos de Franco del Valle de los Caídos, la emisora Radio Intereconomía ha legado otro momento cumbre. Una «monumental bronca», como la definieron, entre el presentador del espacio, el periodista y  declarado «falangista» Eduardo García Serrano, y el poeta Aarón García Peña.

«Que vayan y alguno con los cuernos levante la losa», aguijoneaba el periodista sobre una idea, exhumar los restos del dictador, auspiciada por una «caterva de botarates que infecta el Congreso de los Diputados»,según su análisis. El poeta protestó, clamó contra los crímenes del franquismo y acabó recibiendo insultos y expulsado del programa.

Uno de los hitos televisados lo dejó el actual portavoz parlamentario del PP, Rafael Hernando, cuando  soltó en una tertulia el célebre «algunos se han acordado de su padre, parece ser, cuando había subvenciones para encontrarle». Ocurrió en 13TV, cadena de la que es accionista mayoritaria la Conferencia Episcopal. Las  víctimas del franquismo denunciaron al político popular, que  nunca pidió perdón por su reiterado mensaje.

Siguiendo con el Grupo Intereconomía, presidido por el periodista y exdiputado del PP Julio Ariza, el área de negocio abarca una presencia diversificada en las ondas, en internet y en publicaciones como La GacetaUn periódico que recurrió a un artículo de 1983 para vincular el independentismo catalán con  el régimen nazi. Hitler y Mussolini acabaron aliándose con Franco por sus dudas sobre la «fidelidad catalana», decían en el reportaje.

El conservador  Libertad Digital es otro de los que tiene una marcada  línea editorial contra la «infame» ley de Memoria Histórica, que tacha de ejercicio de «sectarismo guerracivilista».


 «Hoy parece que nadie es fascista»

«Sí, hay periódicos y webs fascistas», resume el catedrático de Estructura de la Información de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla, Ramón Reig. «Hoy parece que nadie es fascista», explica, y muchos de estos medios sobreviven bajo el disfraz de los «populismos» que señalan por igual «a la extrema derecha y a la izquierda de inspiración marxista».

A unos cientos de metros de la escuela de Periodismo, otra escena subraya la teoría.

«Aquí parece que lo único que hay al fondo a la derecha es el baño», postula una mujer como metáfora política del país.

Su interlocutor asiente y arrastra un vermú. Da un sorbo. Atisban el ramalazo contemporáneo del fascismo desde tribunas generacionales distintas y un mismo diagnóstico. «Muchos no salen de la cueva, pero ahí están, cada vez más».

Son esas cabeceras en las que se escribe con la tinta del nacionalismo y la ultraderecha, venden una versión dulcificada del franquismo y televisan el auge de la xenofobia y la mundialización del odio. Ejercen la comunicación desde el extremo. Agazapados en una teórica pluralidad mediática para informar ‘cara al sol’.

fuente – News Front


Share Button