¿Por qué debemos incorporar las TIC en la escuela?

La tecnología hace más de tres décadas que está presente en nuestra vida cotidiana, en todas las actividades: sociales, económicas, culturales… ¡hasta los ancianos debieron aprender a enfrentar pantallas, tarjetas magnéticas y dispositivos para poder cobrar su jubilación!, a una edad en la cual sólo una gran necesidad hace que tanta gente se disponga a aprender nuevas habilidades.
Sin embargo las TIC no han impactado en las escuelas del modo en que sería esperable, teniendo en cuenta que la misión fundamental de la escuela es preparar a los estudiantes para el futuro.
Si bien las tecnologías ya no son parte sólo del futuro, sino del presente, y felizmente cada vez son más intuitivas y requieren de menos “aprestamiento”, la escuela sigue resistiéndose a hacerlas parte de su día a día. ¿Por qué? 
Varios factores influyen:
 
Algunos docentes temen que los alumnos, los tan mentados “nativos digitales” sepan más que ellos y este desconocimiento los hace desistir de incorporar las TIC en sus clases.
La falta de conectividad o la mala calidad de la misma en las escuelas hace que parezca una tarea imposible proponer actividades que requieran el uso de las TIC, porque todo puede fallar.
Aunque en Argentina se han repartido más de 5 millones de netbooks aún hay muchos alumnos que no disponen de dispositivos electrónicos, y esto se repite en la mayor parte de los países de América Latina.
 
Frente a las dificultades que nos son insalvables debemos decir que las ventajas de incorporar tecnología en el aula son muchas y debieran impulsarnos a intentarlo.
Algunas ventajas de incorporar la tecnología en la educación:

A través de las TIC, las imágenes, audios  y videos pueden ser fácilmente utilizados en la enseñanza, y favorecen notablemente el aprendizaje y la memoria retentiva de los estudiantes.
El docente puede diversificar y enriquecer los contenidos académicos aprovechando las múltiples fuentes de información de internet, y así llegar a los estudiantes con distintos lenguajes, más centrados en los intereses y posibilidades de los alumnos.

Las variadas herramientas TIC que ofrece la web ayudan a los docentes a explicar fácilmente temas complejos, y favorecen la comprensión por parte de los estudiantes. Además pueden estimular más el pensamiento crítico.
Las TIC ofrecen condiciones adecuadas para el aprendizaje cooperativo y hacen del alumno un aprendiz más activo.
Permiten que el maestro privilegie su rol como facilitador de aprendizaje
estimulando un estilo de aprendizaje más libre y autónomo en los estudiantes.
La calidad de la formación docente y la capacitación profesional permanente en herramientas TIC son, sin dudas, fundamentales para lograr una educación de calidad. Por ello la UNESCO promueve las iniciativas relacionadas con la integración de las TIC en la formación de docentes, apoyando a los grupos que trabajan en esa especialidad.
La formación hoy está al alcance de todos a través de cursos on line gratuitos y arancelados que ofrecen las universidades, y otras instituciones educativas oficiales y privadas, además la web ofrece inagotables recursos educativos de libre acceso.
Lo fundamental para capacitarse en el uso de las TIC es tener una ACTITUD 2.0 y el convencimiento de que es posible aprovechar las TIC, con miras a garantizar la educación inclusiva y equitativa de calidad, porque según como se las emplee las TIC pueden acrecentar o acortar las brechas sociales.
¿Qué opinan?
Share Button