Mitomotórica – Mito y creación-ilusión nacionalista

Mythomotorica.

La Mitomotorica es un concepto surgido en las ciencias de las religiones y culturas que define un tipo de  “encauzamiento de la acción de una colectividad” surgido como efecto de la afirmación comun de un mito comprendido como una narración que define en un período histórico las pautas u orden a seguir por ese colectivo.

El egiptólogo alemán Jan Assmann ha tomado, y reelaborado, de anteriores investigadores de la cultura que tomaron el término de la investigación sobre el mito y su efecto motriz, pero profundizó el análisis de este tema en su teoría de la memoria cultural. Por lo demás hay que señalar que el término, mythomoteur fue acuñado por el historiador catalán Ramón D’Abadal i Vinyals de [1].]:

Según Assmann la Mythomotorik o el Mythomoteur nacido en ese horizonte de memoria cultural compartida en, o fundamentante de una Comunidad, y cuyo sentimiento de interdependencia o “arraigo” surge precisamente de compartir ese mito, puede tener dos direcciones socio-políticas de acción: a) Una forma de Motomotorica es de tipo fundamentador que confirma como algo no cuestionable determinados esquemas de orden (quizá hoy concebidos como sistemas de valores guia) en que las condiciones sociales en que vive esa colectividadad son comprendidas y vistas como necesarias, queridas por la divinidad o un orden superior, y totalmente inmutables. La aceptación de estos mitos cuestionan la situación presente contraponiéndola a un pasado idealizado (el milenarismo de la mitomotórica nazi es un buen ejemplo, el Make America great again de Trump es una versión reciente de motóricas fundamentadoras populistas). Tomando la distinción del etnólogo francés Claude Lévi-Strauss (1908-2009), Assman distingue en la motomotórica dos tipos de opciones en el modo de comprender y tratar el pasado social.

En las sociedades “frías”, el mito actúa impidiendo todo cambio substancial social desde la reverencia ciega al pasado; en las sociedades “calientes”, el mito fundamenta el cambio, pero hacia una sociedad concebida como renovación idealizada, pero siempre anclada en los valores o directrices aceptados en fe absoluta en el mito.

En las colectividades de cultura religiosa, como sigue sucediendo en el catolicismo romano este orden superior fue definido en relación a los conceptos de dogma infalible o de origen revelado por la misma divinidad y podríamos decir, ha dominado la configuración fría o congeladora. El Islam llega más lejos pues considera que el ordenamiento superior, cuya aplicacion compete a las autoridades religiosas es Total, es decir, debe ser la unica guia para el ordenamiento y justicia en la sociedad,pero el concepto del Islam es caliente, la guerra santa es un factor de cambio a imponer incluso por la violencia. Las raices de esta concepción que facilmente deriva al fundamentalismo están bien analizadas en la obra de Assmann, Exodus, donde estudia como el autor de la parte más importante de la Thora, Pentateuco, utilizó formas literarias y mitos babilonios y egipcios para crear una base absoluta al ordenamiento del nuevo pueblo surgido como pueblo judío tras el regreso de Babilonia. El Pacto, Testamento, entre su protector Jahve, y el pueblo es una alianza monogámica con una Ley absoluta cuyo incumplimiento lleva al castigo usual de la adultera, a la aniquilación del que rompe el Pacto. Ciertamente hay muchos grados de vinculación de estos mitos fundamentadores de un ordenamiento de la colectividad, pero la aceptación ciega de su validez es el denominador comun de este tipo de mitomotórica.

b) evoca un mejor pasado y exige un cambio

Refiriéndose al antropólogo francés Claude Levi-Strauss (1908-2009) difiere Assmann mythomotorische el efecto de un recordado y aprobada el mito como frío o caliente opción de intercambio social con el pasado relevante:

en las sociedades frías, cualquier cambio social debe evitarse por la influencia de recordar la memoria

en las sociedades calientes, la visión que funciona en un mito debería acelerar la transición a una sociedad nueva y cambiada desde sus raices.

Ahora bien, tanto la motomotórica de la aceleración así como la prevención del desarrollo social requieren, por así decirlo, una configuración de la memoria colectiva a través y en forma de narración mítica (véase también el mito histórico, la política de historia).

El principio de la Mythomotorik adquiere toda su importancia en cuanto se enmarca en una observación interdisciplinar de las colectividades y sus culturas ancladas en un culto a la memoria histórica. Y se convierte en factor cada vez más importante para la explicacion de los mecanismos de construcción de la comunidad, así como de su comportamiento a largo plazo en contextos religiosos, políticos y económicos.

Recientemente, los resultados de esta investigación

también se instrumentalizan para influir en la acción de las comunidades (communitys) no sólo en política, sino tambien el campo de la práctica empresarial. Es así como se intenta aprovechar, en una nueva modalidad de marketing, el llamado posicionamiento mythomotorico de los personajes políticos, productos o compañías enteras para influir en la elección de inversión y en las decisiones de compra en grupos destinatarios apropiados y manejar así mitomotoricamente sus recuerdos mito-culturales poniéndolos al servicio de la comunicación de una “marca” que puede ser un ideal nacionalista, o nuevas formas de inversión, negocio etc.

NB. El tema está relacionado con otros como: Memoria comunicativa (según Assmann: transmisión oral de experiencias personales – estudios que comprenden unos 80 años)

Política de identidad (utilizada por grupos dominantes para preservar, grupos dominados para cambiar estados)

Mito político (narrativa histórico-política con potencial colectivo para crear significado e identidad)

Tradición inventada (ficción histórica: tradición construida, proyectada en un pasado)

Share Button